UNDEFINED TALES

home

message

SOFÍA L.

archive

theme

"Cuenta la leyenda que hace dos inviernos estuve enamorada de alguien más, hoy el calor del tercer verano me hace pensar “no sé qué chingados es eso de estar enamorado de otro ser humano”. Los viejos amores, aquellos intentos incompletos, y bien pero bien falsos. Hoy lo único que podría sentir es amor por la preciosa mujer que veo todos los días en el espejo o por un helado de chocolate."
"Aún no olvido ese beso, el beso que dijo el adiós que nuestros labios evitaron."
"La tristeza de no verte más, nunca será más grande que la felicidad de haberte amado, de haberte querido, de poder abrazarte y robarte diez sonrisas diarias. Tu recuerdo es y será eterno."
"Nuestro amor renacerá, en otro tiempos, con otros cuerpos, pero siempre inmortal."
"Era quizá parte de su penitencia la escasez de sueño, acompañada de una falta de ilusión, resultado ambas de su medio corazón roto. Porque no podríamos suponer que tenía el corazón entero hecho pedazos, pues era obvio que no lo había entregado completo; ya que de haber sido así, la historia que se cuenta en los labios de unos cuantos y, la que se escribe en los corazones de los dos ex amantes sería otra mucho más radiante. Pasados ya 23 crepúsculos, a cucharadas grandes la culpaba a ella. Naturalmente él era inocente. O al menos así era más sencillo. Pues no le hayaba sentido en compartir la culpa si ella, repetidas ocasiones, era el denominador común a muchos desastres naturales y amorosos.
Así con cada luna se lavaba las manos, agregaba dosis altas de rencor y unos cuantos murmuros. Ése era el caballero, el que se escondía en las sábanas de una cama siempre destendida, a repasar mentiras y acumular calumnias. Ella la primera que lo amo, la que le pronunció “te amo” a caricias lentas, erroneamente escondidos. Hoy él debía escupirle, pues alguien tan hermosa y maldita, se repetía constantemente, debía ser la mismísima hija de lucifer."
"Créeme cuando te miro a los ojos y te aseguro que un día olvidarás todo el dolor. Que un día, no antes ni después; recordarás el pasado y no habrá nada más que duela, nada más por qué llorar. Créeme cuando te abrazo y te canto que un día sanarás. Y con el calorcito de mi corazón arroparé tus noches de soledad."
"Desafortunadamente a veces, al igual que la ropa y algunas costumbres, las personas también pasamos de moda."
"Quiéreme poco, pero quiéreme de verdad."
"Hay amores que vienen con fecha de caducidad. Por ejemplo, el suyo que aunque tenía escondida la etiqueta, se venció en el verano. Y aunque ella hubiera luchado dos vidas, él ya estaba vencido por sus miedos."
"Áquel momento, la primera vez que el mundo se detuvo y no hubo más distancia entre tu mano y la mía; mi corazón paró y sentí que morí de amor. Por primera vez nos tomamos de las manos y en nosotros se encendió algo que sé, será difícil apagar."